Tomás Luis de Victoria y Teresa de Jesús, abulenses

Les une una época y un espacio: el siglo XVI y la ciudad de Ávila. Tomás Luis de Victoria (por cierto, “Luis” no es su segundo nombre sino el apellido de su padre, Francisco Luis de Victoria, hijo primogénito de Hernán Luis) siempre firmará sus obras como “abulensis”. Séptimo de una familia de once hermanos, nació en 1548, en la casa familiar cercana al actual mercado Chico, en Calle Caballeros. Lo bautizarán en la misma pila que Sta. Teresa, aunque para entonces, ella llevaba ya trece años como monja en la Encarnación. Mucho se ha hablado y escrito sobre si Teresa de Jesús y el insigne Tomás de Victoria llegaron a conocerse¹.

Con ocasión, hace dos años, del IV Centenario de la muerte del músico (1611), se publicó un artículo sobre este tema en el Diario de Ávila. En él, se nos plantean posibles vías de contacto entre ambos:

«Está demostrado ya que Santa Teresa y Tomás Luis de Victoria no tuvieron una relación directa. Por diferencia de edad y de caminos. Teresa nació en 1515 y Victoria en 1548. Ella, por tanto, treinta y tres años mayor que Victoria. (Acaso el padre de Victoria y Teresa pudieron ser de la misma pandilla de amigos, ya que eran de la misma edad, más o menos, coparroquianos de San Juan, y no vivían lejos).Teresa ingresó en el monasterio de La Encarnación en 1535, trece años antes de nacer Victoria, e inició su reforma en 1562, cuando Victoria era seise en la Catedral; Victoria partió para Roma en 1565. Teresa murió en 1582 y Victoria volvió de Roma en 1585. Teresa difícilmente pudo tener conocimiento del joven músico. Pero ¿y al revés? Cuando Teresa inició la reforma fue bien notorio el alboroto de la ciudad y del Ayuntamiento. En la Catedral se enteraron también, puesto que Teresa encontró apoyo en el Sr. Obispo, D. Álvaro de Mendoza, además de en otros sacerdotes. El adolescente Victoria pertenecía a la Catedral entonces. Tuvo que oír hablar de aquella monja, aunque a él en ese momento no le preocuparan tales asuntos»².

imagen_presentacionEl Festival Abvlensis 2013 ─17 al 23 de agosto en Ávila─ tiene su origen en el deseo de celebrar y promocionar la gran producción musical de Tomás Luis de Victoria, reconocido universalmente como uno de los grandes compositores del Renacimiento.

La iglesia de la Santa, edificada sobre el solar de la casa paterna de Teresa, la Iglesia de san Francisco y la del Real Monasterio de santo Tomás son los tres espacios de este Festival internacional de Música.

De su programación para este año 2013, destacamos el concierto del día 23, en la Iglesia de S. Francisco, titulado Pro Victoria,  a cargo de Marta Infante y Manuel Vilas. Cuenta en su repertorio con dos piezas inspiradas en los santos carmelitas:

  • Santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582): Traspasada (Poema)
  • San Juan de la Cruz (Fontiveros, 1542 – Úbeda, 1591): Comparación del peinado del cabello y el correcto camino del alma

 

Actuación  The Tallis Scholars

———————

¹Cf. HERNÁNDEZ PELUDO,  Gaspar, “¿Quién fue Tomás Luis de Victoria?”

² Puedes leer el artículo completo  de Antonio Bernaldo de Quirós Álvarez, (OCD, profesor de solfeo y armonía y organista) en este enlace.

Anuncios

6 thoughts on “Tomás Luis de Victoria y Teresa de Jesús, abulenses

  1. Yo me pregunto qué sentiría Teresa al escuchar esta música, la música que se gestaba en su tiempo, pero que ha pasado a ser de todos los tiempos, porque sigue sobrecogiendo y emocionando como cuando Victoria la compuso, hace más de cuatro siglos.

    Me gusta

  2. ¡Extraordinario! Cuando los sentimientos evocados por la música no se pueden expresar en palabras, no queda más que contemplar y dejarse envolver por la misma.
    Muchas gracias, Mª José por ofrecernos este exquisito regalo.

    Me gusta

  3. Victoria lleva años siendo interpretado por los mejores grupos de polifonía. Las interpretacione sde The Sixteen, el grupo de Harry Christophers son de las mejores. Aunque en mi discoteca también tengo interpretaciones de otros grupos como Pro Cantione Antiqua o The Tallis Scholars.
    La polifonía del Renacimiento es la música de las esferas celestiales.

    Me gusta

    1. Gracias por tu visita y tu comentario a esta entrada sobre Victoria, aunque ya eres asidua a este blog. De paso, felicidades por el tuyo, magnífico, que aúna calidad de contenido y belleza de presentación. Esperemos reanude su marcha tras el descanso veraniego.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s