Teresa de Jesús en Segovia

segoviaHace hoy 440 años que Santa Teresa de Jesús pisó por primera vez la ciudad de Segovia. Lo hizo acompañada de un grupo de cinco monjas, dos de ellas segovianas y por Antonio Gaitán “su caballero andante”, el clérigo Julián de Ávila y fray Juan de la Cruz, confesor de la Encarnación de Ávila. Fue ese día, el 18 de marzo de 1574, cuando la Santa y sus acompañantes llegaron de madrugada, procedentes de Salamanca, a la ciudad de Segovia con el propósito de constituir la que sería la novena fundación auspiciada por la religiosa. Esa misma noche pernoctaron en el Mesón del Aceite, situado en las cercanías del Acueducto, el punto donde se iniciará la nueva ruta turística impulsada por la Concejalía de Turismo y que permitirá recorrer los lugares relacionados con el paso de la Santa por Segovia.

La ruta fue presentada ayer, en conferencia de prensa, por la concejala de Turismo y Patrimonio, Claudia de Santos, y por el historiador, investigador y escritor Alberto Herreras Díaz, que será el guía de esta visita y que se presentará, en primicia, el próximo 23 de marzo dentro de la programación “Domingos de Patrimonio”.

La creación de esta ruta supone una contribución de Segovia a los actos programados en 2015 por la Red de Ciudades Teresianas, en la que se integra la ciudad del Acueducto con otras 17 ciudades que conservan fundaciones de la Santa. Como se sabe, el 28 de marzo de 2015 se celebrará el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús en Ávila, una efemérides que motivó la creación de la Red de Ciudades Teresianas, que tiene como objetivo dar a conocer los lugares en los que Santa Teresa dejó un importante legado. El grupo impulsará la ruta Huellas de Teresa de Jesús, una ruta interregional que recoge todas las localidades que conforman la red.

A partir de abril

La Ruta de Santa Teresa en Segovia será ofertada a partir del mes de abril como una visita guiada, solo disponible para grupos, que deberán concertarla previamente, dentro del programa “Conoce Segovia”. La duración estimada de la visita, que se ofertará todo el año, es de unas dos horas, para grupos de 30 o 35 personas como máximo, y a precios similares a las de otras visitas guiadas que ofrece la empresa municipal de turismo.

De Santos indicó que esta ruta supone “un paso más” en la tarea de hacer más visible el patrimonio intangible que conserva la ciudad de Segovia. Igual que se crearon rutas sobre la presencia de Antonio Machado o San Juan de la Cruz, ahora se pone el acento en la figura de Santa Teresa, un activo del patrimonio intangible de Segovia “que estamos obligados a recuperar y transmitir”, resaltó. “La ciudad —añadió De Santos— tiene tanto que los segovianos hemos estado preocupados por el patrimonio tangible y, concretamente, el monumental, cuesta ampliar esa idea de patrimonio, pero poco a poco va calando, una ciudad es la huella de todos los que la pisaron”.

La Ruta de Santa Teresa en Segovia recordará la que fue la novena fundación de la Santa y su azaroso comienzo, compartido con Fray Juan de la Cruz. Desde 1562 y hasta su muerte hizo gala de una intensa y fecunda actividad fundando una treintena de conventos de Carmelitas Descalzas -hoy se conservan 17– lo que le llevó a duros enfrentamientos, disgustos e incluso persecuciones, a causa del poderoso rechazo de los Calzados.

La ruta recorre los lugares relacionados con el paso de la Santa por la ciudad. Se inicia en el Azoguejo, ya que muy cerca, en la calle San Francisco se encontraba el Mesón del Aceite, donde pernoctaron la Santa y sus acompañantes el 18 de marzo de 1574, a su llegada a la ciudad.

Continúa en la calle del Carmen, donde aún se conserva el escudo de la orden Carmelita en el lugar en el que los Frailes Carmelitas Calzados fundaron un convento a principios del siglo XVII. La ruta sigue hacia la calle Marqués del Arco, pasando previamente por la Catedral, donde se observa la fachada de la casa donde se llevó a cabo la primera fundación.

El torno primitivo

Según explicó Herreras, antes de que amaneciera la Santa y sus acompañantes, ya se desplazaron a la casa que habían alquilado para esa fundación, el edificio que hoy alberga la sede del Colegio de Arquitectos. Allí, Santa Teresa sufrió las iras del provisor de la Diócesis, al que no se le había consultado la fundación, algo que no hizo porque tenía permiso verbal del obispo. Durante siglos este edificio conservó el primitivo torno del convento, que las religiosas utilizaron solo unos meses, dado que en otoño, al ver que el edificio se les quedó pequeño, se trasladarían unos metros más abajo, junto a la hoy Plaza de la Merced.

Aquel torno, recordó ayer Herreras, se conservó durante siglos y se desmontó cuando el edificio de la calle Marques del Arco se acondicionó para albergar la sede de los arquitectos segovianos. El propietario del inmueble, el Conde de Velarde, hizo entrega de ese torno a la comunidad carmelita, que hoy lo conserva “como un tesoro y una reliquia”, comentó ayer el historiador.

La ruta continua para visitar el actual convento, el de San José, que está unos metros más adelante, junto a la Plaza de la Merced. Pese a que el inmueble sufrió numerosas modificaciones, conserva de tiempos de la Santa una parte del patio y la capilla Mayor, el primitivo oratorio que se reformó en el siglo XVII. Herreras comentó que las religiosas conservan muchos objetos personales de la Santa como auténticas reliquias. El visitante podrá contemplar la celda que siempre utilizó Santa Teresa en sus visitas a Segovia, hoy convertida en oratorio. Y es que la Santa, que regresó a Ávila en octubre de 1574, volvió a Segovia en dos ocasiones: en junio de 1580, cuando permaneció 23 días y en agosto del año siguiente, de regreso de Soria a Ávila, que hizo una parada de 13 días.

La ruta finaliza el recorrido en el antiguo Monasterio Dominico de la Santa Cruz, pues la Santa, muy devota de Santo Domingo, antes de su regreso a Ávila quiso orar en la cueva donde el santo se retiraba. En ese lugar, contó ayer Herreras, la Santa tuvo una “visión” puesto que, según relató, se le aparecieron Cristo y Santo Domingo. En Segovia, Teresa de Jesús tuvo algunas visiones, entro en éxtasis y varios de sus biógrafos afirmaron que, en 1574, comenzó a escribir “Las Moradas”.

Ciudad privilegiada

Herreras destacó ayer la estrecha relación de Santa Teresa con Segovia, donde tenía “buenos y fieles amigos”, algo que hace que la ciudad sea de las pocas ciudades que conservan dos fundaciones de la Santa, una suya de religiosas y otra masculina impulsada por San Juan de la Cruz. “Segovia es una ciudad privilegiada y tenemos que intentar que esa memoria permanezca en los segovianos”, apuntó el historiador.

Fuente: eladelantado.com

Anuncios

2 thoughts on “Teresa de Jesús en Segovia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s