Por los caminos de Teresa

portadaEl próximo 28 de julio, las carmelitas descalzas de Palencia conmemoran la tercera y última visita que la santa realizó a la ciudad en el año de su muerte, 1582. Integrados en las Huellas de Teresa, toda una serie de rutas, caminos teresianos, están en marcha para apuntar con su recorrido los pasos de la santa andariega. Se busca que no todo quede en turismo: el silencio, la oración, las celebraciones litúrgicas en los conventos fundacionales marcan el paso de estos caminos. Ofrecemos este completo artículo de  M. del Rosario Diez Rodríguez en el que informa de todas estas iniciativas. Ha aparecido hoy en Diario Palentino:

La Ruta Huellas de Teresa de Jesús nace como anticipo de las celebraciones que tendrán lugar en toda España con motivo del V Centenario de su Nacimiento, siendo posible gracias al empeño de los 17 municipios donde la Santa Andariega levantó sus conventos reformados, y al apoyo incondicional y entregado del Carmelo Descalzo y de todas y cada una de las Fundaciones. Un camino común con 17 paradas partiendo desde Ávila, su ciudad natal, por Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos, en la confluencia de los dos Centenarios Teresianos: IV Centenario de la Beatificación (1614-2014) y V Centenario del Nacimiento (1515-2015).

Las Rutas de la Luz, dentro del marco de acciones de Huellas de Teresa de Jesús, está dedicada en su totalidad a la Santa Andariega, como Ciudad de Fundación Teresiana. Propone un nuevo recorrido nocturno, por las calles palentinas apareciendo a izquierda y a derecha los monumentos iluminados surgiendo del pasado más relevante de nuestra ciudad. Una manera peculiar y sorprendente de regresar al ayer y vincularlo al hoy, una apasionante historia de luz monumental que ilumina las iglesias, la Catedral, las calles, los monasterios, las huellas de Santa Teresa… protagonistas del pasado de esta ciudad y de los palentinos.

Más allá del patrimonio que la luz ilumina resplandeciendo de manera especial, se nos da la oportunidad de ver aquello que en épocas pasadas no se podía contemplar. Sus calles, sus plazas y sus rincones han sido testigos de leyendas que forman parte de la historia de nuestro pasado, el protagonizado por ilustres figuras y curiosos personajes anónimos.

El municipio de Palencia, integrado junto a los 16 municipios restantes en los Centenarios Teresianos, promocionará con nuevas herramientas los primeros proyectos conjuntos de la Ruta Huellas de Teresa en la ciudad de Palencia y el V Centenario del Nacimiento de la Santa, así como una colaboración con Correos para que en los sobres se dé a conocer la ruta. Asimismo, se ha solicitado ayuda para la celebración del encuentro de Teresas en cada una de las 17 ciudades el próximo 18 de octubre, así como un encuentro internacional el 18 de abril de 2015 en Ávila.

Una de las acciones más novedosas vinculadas a la celebración del V Centenario del Nacimiento de  Santa Teresa de Jesús, será la señalización de distintas rutas denominadas Caminos Teresianos para recorrer a pie que permitirán descubrir algunos de los lugares teresianos y sanjuanistas (ligados a San Juan de la Cruz) más emblemáticos de Castilla y León.

El coordinador del V Centenario y promotor de la iniciativa, el padre Antonio González López OCD, explica que desde hace años grupos de jóvenes vinculados al movimiento carmelita ya venían realizando algunas etapas de caminos relacionados con Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. Ahora, con motivo de la efeméride «hemos querido potenciar esta posibilidad y nos hemos decidido a señalizar las rutas y sobre todo a darlas a conocer de manera que sean mucho más accesibles».

El primero de los recorridos ha sido bautizado como De la cuna al sepulcro une la localidad natal de Santa Teresa, Ávila, con el lugar en el que murió, Alba de Tormes, en la provincia de Salamanca (de l 21 al 25 de agosto 2014).

Otro es el bautizado como Último viaje de Santa Teresa, entre Medina del Campo y Alba de Tormes (del 17 al 20 de septiembre 2014).

El tercero, Última Fundación, está vinculado de manera especial a la Fundación Palentina en la tercera estancia y última de la Santa en la ciudad de Palencia en 1582, uniendo Ávila con Medina del Campo, Valladolid, Palencia y Burgos (del 21 al 31 de julio 2014).

La Ruta con itinerario la Última Fundación dura 10 días, en los que se recorrerá el camino, en peregrinación. Además, mientras se recorra el camino se señalizará (con el logotipo con una flecha roja) con el fin de crear una red de caminos teresianos de peregrinación en la provincia de Palencia. Este de Medina del Campo-Burgos conectaría con otro que hay Medina del Campo-Alba de Tormes, y con el tramo del Camino de Santiago que une Medina del Campo con Ávila.

Esta ruta invita a encontrarse con lugares donde vivieron Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, a contemplar los paisajes que contribuyeron a forjar sus vidas en esta austera meseta castellana. El libro de las Fundaciones de Santa Teresa o Camino de Perfección, y Vida, pueden ser un buen cicerone para llevar. Como también pueden serlo los poemas y los escritos de San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual, Noche Oscura, Llama de Amor Viva, Subida del Monte Carmelo… Por otra parte, nos ofrece la oportunidad de visitar los Conventos Fundacionales de Carmelitas Descalzas en sus tramos.

Por su parte, para el padre Antonio González López OCD, supone «una alegría que las 17 ciudades y villas teresianas presenten su legado como un elemento que enriquece su identidad a la vez que crea vínculos entre ellas, y como un patrimonio que atrae al turista y al peregrino» y que «nos acerca a la figura y pensamiento de Teresa de Jesús». González mostró su deseo de que «el paso por estas Huellas de Teresa sea una experiencia grata y enriquecedora para cuantos las visiten». El silencio, la oración, las celebraciones litúrgicas en los conventos fundacionales marcan el paso de nuestro camino. Unos caminarán durante todo el trayecto, otros de pueblo a pueblo, algunos participarán haciendo alguna jornada completa. Cada persona según sus posibilidades, saldrá al camino.

La tercera visita que Santa Teresa de Jesús realizó a la ciudad de Palencia es uno de los regalos que nos dejó en su retorno final. Pasados cuatro o cinco días en Valladolid, salió Teresa de Jesús para Palencia el día 13 de enero de 1582, llegando al atardecer del mismo día, después de Vísperas, en carro entoldado, tomando el Camino Real en el tramo por  la provincia de Palencia, por Dueñas, donde vivían de asiento los Condes de Buendía, buenos y antiguos amigos de la Santa, cruzaron la Villa por un puente de piedra cerca de donde recibía las aguas del Carrión, y desde aquí, dejando en el camino a un lado Calabazanos, realizaron el tramo final hacia Palencia entrando en la ciudad por la Puerta del Mercado. Desde Palencia, el 16 de enero de 1582 avisó a Burgos que si «abonaba» el tiempo partirían el próximo día 19. Eran 17 leguas de camino, dos jornadas cortas: Magaz (entronque del Camino Real Valladolid-Burgos), Torquemada, Quintana del Puente, La Venta del Moral, Palenzuela y Villodrigo.

Realizada la Fundación de Burgos partió un 26 de julio de 1582 para Palencia. Llegó el 28 de julio de 1582 al atardecer, después de Vísperas, entrando por el antiguo camino de Burgos en su silla de cabalgadura. Pero las Descalzas de Palencia se adelantaron a la llegada de Teresa de Jesús con una licencia del P. Gracián para tener consigo a la Santa por el período de un mes. Antes de cumplirse el mes de la licencia, el 25 de agosto, salió por la Puerta del Mercado en carro entoldado de Palencia a Valladolid, para llegar aquella misma tarde; desde allí continuó camino a Medina del Campo, aquí en estado de gravedad Santa Teresa emprendió su último viaje a Alba de Tormes llegando muerta de hambre y de angustia, hasta morir  antes de dos meses como extraña en Alba de Tormes a las 21 horas del día 4 de octubre de 1582.

Las Carmelitas Descalzas prepararan la conmemoración de esta llegada de la Santa el 28 de julio de 1582 en su tercera visita y última a la Fundación Palentina, coincidiendo con la llegada de los peregrinos de esta Ruta Caminos Teresianos desde Burgos a Medina del Campo. El Relicario Conventual con su valiosa Exposición de Reliquias y piezas pertenecientes a los orígenes fundacionales del Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle -entre ellas la camisa de hábito que dejó en su última visita-, será lugar de encuentro para buscar, de la mano de Teresa de Jesús, al Señor que había dado sentido a su caminar. Una profunda experiencia humano-religiosa que anima a repetirla una y otra vez. La misma Teresa de Jesús, pero distinta su palabra, su presencia, al encuentro de un grupo de peregrinos guiados por la Palabra de Dios y su genial pluma.

Fuente: M. del Rosario Diez Rodríguez – miércoles, 16 de julio de 2014, Diario Palentino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.