La Virgen del Carmen, cuadro de Juan Carreño de Miranda

cuadro-virgen (1)Se celebra este año el IV centenario del nacimiento de pintor de Avilés Juan Carreño de Miranda (1614-1685). De entre las múltiples actividades organizadas con este motivo, destacamos la de una Exposición de pintura  titulada “Tras las huellas de Carreño en Asturias”. En ella, se exponen obras de Carreño, atribuidas a él, de su taller y de alumnos aventajados. Se inaugura el 21 de noviembre  en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones (CMAE) y está organizada por el Ayuntamiento de Avilés y la Sociedad Económica de Amigos del País de Avilés y Comarca, que preside Antonio Sabino.

20140325-cartel-450Recoge un total de 22 cuadros, diez de ellos realizados por el propio Carreño y cinco atribuidos al artista. El resto, cuadros pintados por seguidores de la escuela de Carreño, copias de originales que se encuentran en el Museo del Prado (Madrid) y dos retratos de Gonzalo Espolita.

La estrella de la exposición es el cuadro Virgen del Carmen amparando la Orden del Carmelo, conservado en la iglesia parroquial de Almeida de Sayago. Será la primera vez que se muestre en Asturias y forma parte del catálogo Las Edades del Hombre para el próximo año 2015. Una obra de carácter religioso que se corresponde con el Carreño de su primera época en Madrid.

Ofrecemos este fragmento de un artículo de José Angel Rivera de las Heras, de 1998. En él se describe y comenta la obra. Al finalizar el texto, hemos incluido un enlace para acceder al artículo completo:

La Virgen aparece de pie, vestida con el hábito de la Orden (túnica, escapulario y manto). La cabeza, ligeramente inclinada hacia la izquierda, lleva una larga cabellera y dirige su mirada hacia abajo. Extiende sus brazos para cobijar bajo su manto a los santos carmelitas, que aparecen arrodillados ante ella. Solo destacan los del primer término, pues el pintor ha optado por la gradación plástica en sentido decreciente, de forma que las figuras menos próximas, en grupos poco numerosos, aparecen abocetadas, resultando imposible identificarlas.

A la derecha están representados los santos de la rama femenina. En primer término aparece Santa Teresa de Jesús, dirigiendo su mirada hacia lo alto y en actitud declamatoria, vestida con hábito, escapularlo, toca, velo y manto. Iconográficamente responde a un arquetipo enormemente divulgado tanto en estampas como en obra pictórica. Su presencia aquí se explica por ser la promotora de la reforma de la Orden de las Carmelitas Descalzas, confirmada por Pío V en 1561.

A la izquierda están representados los santos de la rama masculina. En primer término aparece la figura del profeta Elías, de espaldas, vestido con el hábito carmelitano, y una llamarada de fuego sobre su cabeza.

José Angel Rivera de las Heras
“Dos obras de Carreño de Miranda y Alonso del Arco en Zamora”
Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología: Tomo 64, 1998, pp. 395-404

 

Anuncios

One thought on “La Virgen del Carmen, cuadro de Juan Carreño de Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s