Juan de Jesús (Roca), una vida al servicio de la obra teresiana

rocaEl 19 de noviembre de 2014 se cumplieron 400 años de la muerte, en Barcelona, de uno de los primeros carmelitas descalzos. Se trata de Juan de Jesús (Roca), el primer descalzo catalán, compañero de estudios de Jerónimo Gracián en Alcalá, y al cual se adelantó unos meses a la hora de vestir el hábito:

“Y estando bien en sus principios esta nueva Reforma de los Descalços carmelitas, escogí el estado y tomé el hábito en Pastrana el primer día del año 1572″.

El P. Gabriel Beltrán, que es quien se ha acercado con más detenimiento a estudiar y divulgar la vida del P. Juan de Jesús (Roca), afirma que podría definirse así: “Una vida al servicio de la obra teresiana”.

Fue él quien, en una entrevista con el Nuncio Felipe Sega, escuchó y transmitió aquellas palabras despectivas sobre la Madre:

«Fémina inquieta y andariega, desobediente y contumaz, que a título de devoción inventa malas doctrinas, andando fuera de clausura, contra la orden del Concilio Tridentino y de los Prelados, enseñando como maestra contra lo que S. Pablo enseñó mandando que las mujeres no enseñasen».

Realizó importantes servicios a la naciente Orden, como el de viajar a Roma disfrazado, con otro compañero, para obtener la separación de los descalzos como provincia independiente de los calzados. Teresa de Jesús se escribió en distintas ocasiones con él, aunque de esta comunicación epistolar solo se conservan dos cartas. La presencia de la madre fue siempre muy cercana a la persona de fray Juan, tanto para percibir sus cualidades como sus defectos. De hecho, hay dos observaciones en el epistolario en las que Fray Juan no sale bien parado. Una es aquella en que la santa se queja a Gracián por las actas que ha dejado hechas fray Juan en la visita:

«Esto es lo que temo en mis monjas: que han de venir algunos prelados pesados que las abrumen, y cargar mucho es no hacer nada. Extraña cosa es que no piensan es visitar si no hacen actas» (A Jerónimo Gracián, 19 noviembre 1576, 1).

Y la otra se refiere a la polémica sobre si los frailes debían caminar descalzos. Teresa reacciona contra el rumor de que ella lo ha impuesto:

«Lo que dice el padre fray Juan de Jesús de andar descalzos, de que lo quiero yo, me cae en gracia, porque soy la que siempre lo defendí [lo prohibí] al padre fray Antonio, y hubiérase errado. Si tomara mi parecer, era mi intento el desear que entrasen buenos talentos, que con mucha aspereza se habían de espan­tar; y todo ha sido menester para diferenciarse de esotros». (Al P. Ambrosio Mariano, 12 diciembre 1576, 5.)

Hoy ofrecemos otro artículo, escrito por el P. Agustí Borrell, ocd.y publicado originalmente en catalán en el blog Castell Interior.

Juan de Jesús Roca, un catalán al servicio de santa Teresa

Cuando Santa Teresa murió en 1582, aún no habían llegado a Cataluña ni las monjas ni los frailes que ella había fundado. Diez años más tarde, ya había ocho conventos masculinos y uno femenino. La rápida expansión inicial de los seguidores y seguidoras de santa Teresa en Cataluña tiene un nombre propio: Juan de Jesús Roca, primer carmelita descalzo catalán y fundador del Carmelo teresiano en nuestra tierra.

El P. Roca, hijo de Sanaüja, en la Segarra, es un carmelita descalzo de la primera hora, que se movió en el entorno teresiano y fue un colaborador activo y eficaz de la obra de Teresa de Jesús. Conoció a los carmelitas descalzos, que apenas estaban iniciando su camino, en la ciudad de Alcalá, y decidió seguirlos. Parece que influyó en su decisión el contacto con Jerónimo Gracián, que entrará en el Carmelo poco después que él y será el gran confidente y hombre de confianza de santa Teresa.

Si Juan Roca se encontraba en Alcalá, y concretamente en la Universidad, era por su afán cultural. Ya era doctor en Artes por la Universidad de Barcelona, y también era ya sacerdote y tenía una buena preparación teológica, pero quiso, con todo, continuar su formación. Esta es una característica que concuerda mucho con el talante y la manera de hacer de Teresa de Jesús, que siempre quiso rodearse de “letrados”, personas que conocieran bien la Biblia y la teología, e incluso procuraba que las monjas tuvieran una buena formación, en una época en que la mayoría de las mujeres no tenían acceso ni siquiera a la lectura.

Ilusionado por el estilo de vida iniciado por Teresa de Jesús, el P. Roca formó parte, a menudo con cargos de responsabilidad, de algunas de las primeras comunidades de carmelitas descalzos: Pastrana, Mancera, más adelante Baeza… Sin embargo, probablemente sus aportaciones más vistosas a la incipiente obra teresiana se sitúan en el ámbito de las gestiones. En este sentido, Teresa confiaba plenamente en él, si bien no lo consideraba un hombre de gobierno. Se reveló una persona con capacidad y con disposición para presentarse ante las autoridades cuando había que conseguir permisos o reconocimientos. Tuvo trato con el rey Felipe II, con el nuncio, y en más de una ocasión se desplazó a Roma para gestiones al más alto nivel. La más conocida fue la obtención de una provincia propia para los carmelitas descalzos, que se consigue en junio de 1580. El viaje del P. Roca en Roma está lleno de aventuras y de tonos novelescos, empezando por hecho de ir vestido de laico y con una identidad simulada. Pocos años después volverá para pedir el reconocimiento de los carmelitas descalzos como congregación autónoma.

En cuanto a Cataluña, es seguro que debió de alimentar desde muy pronto la esperanza de hacer arraigar la obra teresiana. La oportunidad llegó el año 1586. Fue concretamente el 25 de enero cuando se constituyó oficialmente la comunidad de Barcelona, con el P. Roca y dos religiosos más. Dos años más tarde se funda el convento de Mataró, y también comienza en Barcelona la primera comunidad de carmelitas descalzas, no sin la intervención decidida y eficaz del P. Juan de Jesús. Este mismo 1588 se convierte en el primer provincial de la provincia de San José, que comprende inicialmente las casas catalanas y la de Génova. Lo será hasta el año 1591, en el que es enviado a Lisboa durante un trienio. Después vuelve a Cataluña, donde tendrá diversas responsabilidades, hasta que en 1600 vuelve a ser provincial.

Tres años después comienza la etapa más extraña, ya que es despojado del cargo de provincial y obligado a vivir fuera de Cataluña. El motivo parece que va ligado con su inquietud apostólica y misionera, que le llevó a querer vincular la provincia de Cataluña a la congregación italiana, que aceptaba las misiones, a diferencia de la congregación española. Deberá pasar varios años entre Zaragoza y Corella, hasta que en 1613 puede volver a Cataluña, concretamente en Tarragona.

Allí vivirá uno de los eventos que más había deseado y por el que había trabajado personalmente: la beatificación de Teresa de Jesús, que tiene lugar en 1614. Como en otras ciudades catalanas, también en Tarragona organizan grandes fiestas para celebrar la noticia. El 12 de octubre, el P. Juan de Jesús Roca predica un sermón notable en la iglesia de San Lorenzo de los carmelitas descalzos de Tarragona. El texto entero de su prédica se publicó en el volumen que recoge crónicas, poemas, discursos y sermones relacionados con las fiestas organizadas en Cataluña para celebrar la beatificación de Teresa.

Pocas semanas después, concretamente el día 19 de noviembre de 1614, hace cuatrocientos años, el P. Juan de Jesús Roca moría en Tarragona. Con una vida movida e intensa, plenamente dedicada a la causa teresiana, había contribuido decisivamente a la consolidación ya la extensión del Carmelo descalzo. La herencia teresiana ha dado frutos abundantes en Cataluña, y continuará dando. Las raíces se deben sobre todo a la obra pionera del P. Roca. Hay agradecerle el entusiasmo y la dedicación con que trabajó para hacer presente la figura y la obra de Teresa de Jesús en Cataluña.

Agustí BORRELL

Publicado originariamente en catalán en Castell interior (17.11.2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.