Ana de San Bartolomé, enfermera conventual

rotura brazoSe ha publicado recientemente un nuevo número de la revista Early Modern Studies Journal (Departamento de Inglés en la Universidad de Texas, Arlington).

Este sexto volumen lleva por título: Escritura de mujeres/Trabajo de mujeres en los comienzos de la era moderna.

En él, la profesora Bárbara Mújica publica un interesante artículo titulado: «Sanando en los márgenes: Ana de San Bartolomé, enfermera conventual».

Ofrecemos una introducción al texto, y ponemos, al final, el enlace para que pueda ser leído en su totalidad.

Comienza Bárbara Mújica presentando a Ana de San Bartolomé, secretaria y enfermera de Teresa de Jesús. Para contextualizar el trabajo de Ana como enfermera convento, presenta el estado de la medicina en la Europa moderna y, en particular, la participación de las mujeres en ese campo.Al igual que en los hogares, en los conventos, la salud era una preocupación importante por una obvia razón: las enfermedades se podían propagar rápidamente, afectando a toda la población. Las enfermeras de los conventos fueron las primeras en responder a una calamidad médica, y cabe contarlas entre los profesionales importantes de la medicina informal.

No existe un estudio definitivo sobre prácticas medicinales en conventos medievales, aunque ciertas monjas eran bien conocidas por su excepcional conocimiento de la biología humana y curas.Ana de San Bartolomé forma parte de una larga tradición sobre la que aún se sabe relativamente poco. Aunque sus remedios no eran, seguramente, tan sofisticados como los producidos por las farmacias de los conventos en Italia, su escritura proporciona información muy valiosa acerca de las terapias utilizadas en España y también en otros lugares de Europa.

Cuando describe sus actividades de enfermería, nos proporciona nuevos conocimientos sobre la vida conventual de su tiempo. Debido a que la religión era considerada vital para el proceso de curación, no es de extrañar que Ana normalmente presente sus éxitos como señales del favor de Dios y no de sus conocimientos médicos.

En ese sentido, por ejemplo, ella tenía una gran fe en el poder curativo de las reliquias, consideradas como transmisoras del amor sanador de Dios hacia el enfermo, mediante la intercesión de un santo.

Ana tenía también, como Teresa, conocimientos acerca de las propiedades curativas de las plantas y las resinas, y sugería remedios naturales a los destinatarios de sus cartas, incluso les enviaba muestras.

Es frecuente en sus escritos encontrar referencias a la práctica de sangrías y purgas.Encontramos también referencias a la teoría galénica de los humores. Pudo adquirir este saber de la propia Teresa. Alusiones a los distintos humores se encuentran en el epistolario teresiano.

Bárbara Mújica repasa muchos otros aspectos de la práctica de la enfermería por parte de Ana de San Batolomé y concluye que, aunque Ana no tenía unos conocimientos médicos sofisticados, la gran cantidad de referencias que hace en sus escritos sobre la salud, dan fe de su dedicación a ese campo y su afán por mejorar sus métodos.

Hoy se empiezan a investigar las prácticas de las curanderas, marginados de la España moderna. Prácticamente nada se sabe acerca de la tarea de las enfermeras de los conventos, pero los escritos de Ana de San Bartolomé proporcionan una visión de un mundo que merece una mayor exploración.

Invitamos a la lectura completa del artículo en este enlace: Healing on the Margins: Ana de San Bartolomé, Convent Nurse

Otras entradas dedicadas a Ana de San Bartolomé


6 thoughts on “Ana de San Bartolomé, enfermera conventual

  1. Llama la atención que esta investigación aparezca en un país tan meticuloso en estos aspectos….maravillosa investigación a los casi 500 años sobre el servicio de tan extraordinaria enfermera de nuestra Santa..agtadezco la información

    Me gusta

    1. Gracias por visitar el blog y por dejarnos este comentario. El tema de la salud, tan recurrente en Teresa, necesariamente, repercutió en su enfermera, na de San Bartolomé. Comparto la valoración del escrito de la profesora Mújica.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s