Andorra homenajea a Teresa de Jesús con un concierto de música antigua

SANTATERESAEl ensamble Ars Hispaniae interpretará un repertorio de música antigua, y la poeta andorrana Ester Fenoll recitará textos poéticos de santa Teresa. 

«Vivo sin vivir en mí, / y tan alta vida espero, / que muero Porque no muero». Estos tres versos son, sin duda, los más famosos de la escritora Teresa de Ahumada (1515-1582), es decir, Santa Teresa de Jesús. Este año se cumplen cinco siglos del nacimiento de la autora, fundadora de las Carmelitas Descalzas. La embajada de España en Andorra se suma a la conmemoración del quinto centenario organizando un concierto de música antigua.

El recital dedicado a Santa Teresa la ofrecerá el grupo sevillano Ars Hispaniae, formado por el contratenor Jorge Enrique García y los músicos Ana Moreno (órgano) y Leonardo Luckert (viola de gamba). La formación interpretará música del siglo XVI, contemporánea a la religiosa, y entre tema y tema, la poeta andorrana Ester Fenoll recitará versos de Teresa de Jesús.

El espectáculo será el 22 de abril a las 20.30 en la iglesia de San Pedro Mártir de Escaldes-Engordany. La entrada será gratuita.

En la banda sonora de la vida de la santa hay lugar para la canción de amor

El programa: ¿qué tocarán el miércoles?

Lo hemos diseñado en torno al Libro de la vida de Santa Teresa, hemos escogido algunos textos autobiográficos y los hemos aderezado con piezas de coetáneos suyos.

¿Por ejemplo?

Tenemos obras de los maestros flamencos Josquin Desprez y Nicolás Gombert, y entre los españoles, Francisco Guerrero, Tomás Luis de Victoria, Cristóbal de Morales y Juan Francés de Iribarren. Motetes y también algunos temas anónimos profanos procedentes de los cancioneros de la época.

¿Pero muy ‘profanos’?

Hombre, Dezilde al caballero, de Gombert, es una canción de amor. Piensa que antes de profesar, Santa Teresa se enamoró de un primo suyo, así que no era ajena a la vida galante. En la banda sonora de la vida de la santa hay lugar para la canción de amor.

¿Podemos estar razonablemente seguros de que ella escuchó alguna vez estas obras, que podrían constituir la banda sonora de su vida?

Muy probablemente. De hecho, sabemos que se estrenó en el convento de la Encarnación de Ávila, donde Santa Teresa ingresó como novicia en 1535, y el Ave Maris Stella, obra de primer tono con el canto llano. Y las piezas de Guerrero y de Morales eran muy célebres en la España de la época.

¿Tocan con instrumentos de época?

La viola de gamba de Leonardo Luckert es una reproducción moderna, y la teclista Ana Moreno tocará el órgano de San Pedro Mártir.

¿Son necesarios, los instrumentos de época, o es un lujo, un además?

La música antigua pretende llegar a la sonoridad original de un determinado repertorio. Si los instrumentos son actuales, la técnica es diferente y por lo tanto influye en el resultado final. Pero si el intérprete ha entendido la obra, que toque con instrumentos modernos no debe ser un hándicap.

¿Qué debemos entender exactamente por ‘música antigua’?

Cuando surgió este movimiento se entendía que antigua era hasta la muerte de Bach, en 1750. Poco a poco, se ha ido flexibilizando el concepto y en Amsterdam, por ejemplo, hoy se toca con forte piano incluso música de Brahms, más allá de 1897.

¿Por qué Bach?

Es una convención. Ya te digo que hoy encontrarás quien incluya Beethoven en el saco de la música antigua. Sobre todo, nos referimos a una forma de acercarte al repertorio: cuando un grupo de música antigua interpreta una sinfonía de Haydn ni el sonido ni los criterios interpretativos serán los mismos que utilizaría una orquesta moderna.

¿Y cómo de antigua puede ser, la música antigua? Porque una de las obsesiones de Savall era reproducir el sonido de las trompetas de Jericó … Un millar de años antes de Cristo!

Se conservan partituras de la Grecia clásica, con notaciones muy diferentes de la actual pero que se pueden interpretar. La única forma de conservar la música es por escrito o grabada.

Sin partitura, ¿hay nada que hacer?

Leyendo la literatura de la época puedes llegar a hacerte una idea de los gustos, de las sonoridades del momento. Pero es eso: una idea. Puestos a especular, podemos ensayar cómo suena un instrumento de hueso primitivo. O escuchando ciertas tribus africanas, intuir cómo era la música prehistórica.

¿Cuándo comienza la obsesión por la música antigua? ¿Y por qué?

Exactamente, cuando Mendelssohn encuentra en Leipzig la partitura de la Pasión según San Mateo, el celebérrimo oratorio de Bach, y decide ponerlo de pie. Aunque nunca se dejó de interpretar la música antigua: piezas polifónicas de Victoria, Morales y Guerrero se han tocado toda la vida.

Dice nuestro Ignasi Ribas que los compositores españoles del XVI y XVII están a la altura de los grandes maestros europeos coetáneos. ¿Por qué los hemos olvidado?

Fuera de los grandes -Victoria, Guerrero y Morales- los otros no son muy populares. Pero el siglo XVI español es riquísimo -Cabezón, Correa de Arauxo y tantos otros. En el XVII también hay una buena hornada, y eso que la música peninsular evolucionario al margen de la influencia italiana.

¿Por ejemplo?

Juan Hidalgo, Joan Cererols; y el XVIII, Juan Domingo Vidal, José de Torres, Cabanilles … Se produce además un hecho que en lastrará a difusión: la imprenta musical es muy cara, y la música se difunde de forma manuscrita, lo que limita su extensión .

¿A qué atribuye el gancho popular de la música antigua?

Porque es muy humana, te interpela directamente. Y esto ocurre en un momento en que la música contemporánea se ha recreado en la vertiente más erudito y elitista. Y hay un público que quiere otra cosa, menos codificada, que se dirija directamente al corazón, a los sentimientos.

No vendría mal una película como ‘Tous les matins du monde’, o ‘Amadeus’ para terminar de conquistado el gran público.

La película de Corneau significó un antes y un después. Cosa lógica porque es una obra maestra. Sóoo hay que ver el renacimiento de la viola de gamba, que en muy buena parte es culpa del mismo Savall. Más moderna, no tan conocida pero igualmente magistral es Mi nombre es Bach, que narra la amistad final entre el compositor y el emperador Federico.

A. Luengo
Publicado en Bon Dia (catalán)


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.