El autógrafo de ‘Camino de Perfección’ (Valladolid), expuesto en la BNE

La exposición Teresa de Jesús. La prueba de mi verdad que acoge la Biblioteca Nacional de España (BNE) incorporará, desde  27 de abril, la segunda redacción del Manuscrito autógrafo de Teresa de Jesús Camino de perfección procedente del Monasterio de Carmelitas Descalzas de Valladolid. La exposición, organizada por la Biblioteca Nacional de España (BNE) y Acción Cultural Española (AC/E) con motivo del V Centenario del Nacimiento de la Santa Teresa de Jesús, inaugurada el pasado 11 de marzo, presenta a través de 110 piezas entre libros, pinturas, grabados y esculturas, la inmensa riqueza de su vida, su labor como fundadora y, sobre todo, la originalidad y belleza de su obra literaria. Los comisarios de la muestra, que podrá verse hasta el 31 de mayo de 2015, son Rosa Navarro Durán, filóloga y Catedrática de Literatura Española de la Universidad de Barcelona, y Juan Dobado Fernández, carmelita descalzo, licenciado en Teología, doctor en Historia del Arte y director del Museo de San Juan de la Cruz de Úbeda y de la revista Miriam.

La exposición Teresa de Jesús. La prueba de mi verdad, muestra al visitante varios libros manuscritos y cartas escritas de puño y letra de Teresa de Jesús. Entre ellos, el Libro de la vida, Las Fundaciones, el Modo de visitar conventos o las dos redacciones que escribió del Camino de Perfección. Debido al delicado estado de conservación que presentan estas obras, estarán expuestas al público únicamente durante un mes; a lo largo de todo el período expositivo se alternaran los distintos títulos con el fin de que en todo momento el visitante pueda admirar alguno de los autógrafos de Teresa de Jesús. Cuatro de estos libros autógrafos se guardan en la Real Biblioteca del Monasterio San Lorenzo de El Escorial, gracias al empeño de Felipe II en recopilar las obras de Teresa de Jesús. El último en incorporarse a la exposición el 27 de abril es la segunda redacción del Camino de perfección, que se encuentra en el convento de las Carmelitas Descalzas de Valladolid.

¿Por qué hay dos códices autógrafos de Camino de Perfección?

Teresa escribió dos veces, de su puño y letra, esta obra.  La primera redacción le fue devuelta por el censor, García de Toledo, su confesor, con tantas tachaduras y anotaciones al margen, aparte de las observaciones verbales que pudo hacerle, que esta decidió escribir la obra de nuevo, sobre la base de la primera redacción, pero con diferencias notables.

Los 73 capítulos de la primera redacción quedaron reducidos a 42 en la segunda. Se trata de dos obras diferentes en su estilo. La primera, escrita con una gran dosis de libertad, es mucho más espontánea, atrevida y coloquial. En la segunda versión, Teresa reescribe el texto teniendo en cuenta las observaciones que le ha hecho el censor:

«Con la segunda redacción, la autora impuso a su escrito una reelaboración meticulosa, llevada a cabo con tesón y escrupulosidad; sacrificó un elevado número de matices y valores literarios, en beneficio de la sobriedad y linealidad doctrinal; atenuó las efusiones liricas, en favor de la doctrina; cercenó expresiones y afirmaciones audaces y las compensó desarrollando temas de mayor importancia»[1].

La razón de estas diferencias tiene que ver, por un lado con el efecto de la censura ejercida sobre ella, y por otro, con un cambio en los posibles destinatarios. Si inicialmente el libro estaba dirigido únicamente a la comunidad de San José de Ávila, la segunda redacción nos remite a una audiencia más amplia:

«Da la impresión de ser un texto base del cual se podían hacer copias para los futuros conventos. Una vez que se decidió a copiar de nuevo el manuscrito, no solo suprime los textos censurados y las expresiones demasiado familiares sino que corrige o retoca algunas ideas, pule el estilo, las palabras: las expresiones. Es decir, el nuevo Camino es una edición corregida y aumentada, como preparada para salir a luz pública»[2].

A la segunda ya no pasan algunos de los temas censurados, como la defensa de las mujeres orantes y su papel en la iglesia (CE 4, 1); la crítica de los inquisidores que prohíben libros espirituales (CE 36, 4); el perdón gratuito por parte de Dios (CE 63, 2), etc. Se evitan las expresiones excesivamente familiares de la primera redacción, llena de diminutivos y términos coloquiales, al tiempo que se recorta el empleo de la ironía. Tampoco mantiene en la segunda versión algunas imágenes y símbolos que había empleado pedagógicamente en la primera, como el símil de los que ven los toros desde la barrera y los que se ponen ante los cuernos del animal (CE 68, 5).

También esta segunda redacción fue entregada a García de Toledo para su censura, e introduce nuevas correcciones. A su vez, la misma Teresa autocensura algunos de sus párrafos y expresiones. Así, el símil del ajedrez, que había usado en la primera versión (CE 24), y ampliado a cinco páginas (todo un capítulo) en la segunda, será arrancado por ella misma después, quizá para no dar impresión de ligereza al mencionar tan por extenso un juego que algunos moralistas, como Fr. Domingo de Valtanás, habían catalogado como pecado mortal. Es muy significativo también que se borre la referencia de Teresa a las tropas de Felipe II, que en vano creen poder atajar la herejía con sus armas (C 3, 1).

Finalmente, con las censuras y autocensuras, el texto de Camino obtuvo la aprobación necesaria, también por parte del P. García de Toledo. Con el avance de las fundaciones, al pasar de mano en mano el libro para ser copiado, los amanuenses cometían errores e introducían modificaciones, y Teresa pensó que eso se remediaría con su publicación. Será la primera obra teresiana que se lleve a la imprenta, aunque ella no llegará a verla publicada, ni será en nuestro país, sino en Évora (Portugal), en 1583, un año después de su muerte. Será una versión que también contendrá, a su vez, algunos cambios, y de la que los censores portugueses, por temor, eliminaron el capítulo 31 dedicado a la oración de quietud.


¹ ÁLVAREZ, Tomás, “Introducción” al Camino de Perfección, Roma: Tipografía Políglota Vaticana, 1965, Tomo II. Transcripción del autógrafo de Valladolid, p. 95.

²DE PABLO MAROTO, Daniel, en Barrientos (ed.) Introducción a la lectura de Santa Teresa, Madrid, EDE, 2002, p. 430.

 

 Algunos estudios sobre la obra

El año 2011, toda la orden del Carmelo teresiano lo dedicó al estudio de Camino de perfección. Se lcelebró un Congreso Internacional en Ávila sobre él y  diversas revistas especializadas le dedicaron trabajos. Ofrecemos, sobre esta obra, los Estudios correspondientes a dos números de la Revista de Espiritualidad, disponibles en Internet

R.E. Nº 278/2011

R. E.Nº 281/2011

Puedes seguir profundizando en la obra en la sección de Estudios que le dedicamos en este blog.

 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s