¿Es la mística la cumbre de la vida cristiana?

28-07-2015 Santander UIMP XIV Escuela de Teología «Karl Rahner - Hans U. Balthasar». La mística y los místicos Olegario González de Cardedal, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y teólogo Fotos: Juan Manuel Serrano Arce
Olegario González de Cardedal, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y teólogo.  Foto: Juan Manuel Serrano Arce

Como ya habíamos anunciado en este blog, del 27 al 31 de julio, se celebró en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Santander) la XIV Escuela de Teología «Karl Rahner – Hans U. Balthasar», dedicada, con motivo del V Centenario al tema de “La mística y los místicos”. El día 28,  el teólogo Olegario González de Cardedal tuvo una ponencia titulada Misterio y mística: el lugar de la mística en el cristianismo. La página web de la UIMP recoge esta breve crónica de su intervención, que ofrecemos por su interés y recomendamos leer hasta el final.

 «La mística no es la forma suprema de realización de la vida cristiana» 

“La mística no es la forma fundamental, normativa y suprema de realización de la vida cristiana”, ha afirmado el teólogo Olegario González de Cardedal en la XIV Escuela de Teología «Karl Rahner – Hans U. Balthasar». A su juicio, proponerla así “desfigura el cristianismo y pone a los sujetos en el camino de la desesperanza, de la desilusión y, al final, de un sentimiento de fracaso personal, al ver que, hechos todos los esfuerzos necesarios y cumplidas todas las condiciones, no se llega a tener esa experiencia mística”.

González de Cardedal, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, participa en la XIV edición de la Escuela, cuyas sesiones alrededor del tema La mística y los místicos tienen lugar esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Su intervención ha versado sobre la mística en el cristianismo. El teólogo, que ha dirigido esta escuela de la UIMP en muchas de sus anteriores ediciones, ha explicado que la conmemoración del quinto centenario de Santa Teresa de Jesús, reconocida junto a San Juan de la Cruz como uno de los máximos exponentes de la mística de la Edad Moderna, “ha puesto de relieve el papel que los místicos han jugado en la historia de la humanidad y en la historia de España”. “Es muy sintomático que hayan sido grandes escritores y hayan influido de una manera decisiva en la creación del propio lenguaje”, ha añadido. En esta y otras manifestaciones de la fe, ha dicho, “la vasija vacía del hombre no garantiza que Dios pueda llenarla de agua, si bien esa vasija solo puede recibir el agua divina si está vacía”.

Para González de Cardedal, “el de la mística es solo un camino entre muchos”. A su forma de ver, “Jesucristo no fue un místico en el aspecto exterior y en el sentido tradicional de la palabra”. Ahora bien, “si por mística se entiende el cultivo de la interioridad, el descentramiento de sí para vivir centrado en Dios, la vida espiritual profunda, y si por experiencia se entiende aquella certeza que se logra en la vida cuando se ha vivido muchos años para algo, entonces Jesucristo es súper místico y todo cristiano verdadero es un místico”, ha argumentado.
El director de esta edición de la escuela, Ángel Cordovilla Pérez, ha manifestado que “la palabra de la fe no es algo del pasado y, a través de obras como las de Olegario González de Cardedal, se hace contemporánea”.

Fuente:UIMP.es


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s