‘La pequeña voz’ de Teresa de Lisieux

Este video recoge la realización de una obra pictórica por parte de la Hna. Marie Anastasia, de la Comunidad de las Bienaventuranzas. En ella, la artista resume la enseñanza de la santa carmelita Teresa de Lisieux (1873-1895) sobre su “caminito” hacia la santidad. Se acompaña con un sugerente canto.

Reproducimos el texto de Teresita, que pertenece a su “Historia de un alma”:

El ascensor divino

 

Estamos en un siglo de inventos. Ahora no hay que tomarse ya el trabajo de subir los peldaños de una escalera: en las casas de los ricos, un ascensor la suple ventajosamente.

Yo quisiera también encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús, pues soy demasiado pequeña para subir la dura escalera de la perfección.

Entonces busqué en los Libros Sagrados algún indicio del ascensor, objeto de mi deseo, y leí estas palabras salidas de la boca de Sabiduría eterna: El que sea pequeñito, que venga a mí.

Y entonces fui, adivinando que había encontrado lo que buscaba. Y queriendo saber, Dios mío, lo que harías con el pequeñito que responda a tu llamada, continué mi búsqueda, y he aquí lo que encontré: «Como una madre acaricia a su hijo, así os consolaré yo; os llevaré en mis brazos y sobre mis rodillas os meceré».

Nunca palabras más tiernas ni más melodiosas alegraron mi alma ¡El ascensor que ha de elevarme hasta el cielo son tus brazos, Jesús! Y para eso, no necesito crecer; al contrario, tengo que seguir siendo pequeña, tengo que empequeñecerme más y más.

Tú, Dios mío, has rebasado mi esperanza, y yo quiero cantar tus misericordias: «Me instruiste desde mi juventud, y hasta hoy relato tus maravillas, y las seguiré publicando hasta mi edad más avanzada». Sal. LXX.

Teresa de Lisieux, Historia de un alma

Anuncios

5 thoughts on “‘La pequeña voz’ de Teresa de Lisieux

  1. Vg2; Es todo un placer releer todo cuanto decís de la “pequeña Teresa”, porque de la “Grande” parece que habéis agotado todo el contenido. Todo aquello de lo grande, majestuoso, maravilloso e inaccesible al cristiano normal que busca con toda su alma acercarse a Jesús, lo encuentra en la “pequeña Teresa” de una manera accesible: sencillez, confianza absoluta, pequeñez humilde y una vida totalmente imitable. No quiero decir con ello que la” Grande” no tuviera todo lo que digo, pero si en una escala admirable más que imitable. ¿¿¿POR QUE LA SILENCIAIS Y HABLAIS TAN POCO DE ELLA???

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s