Sevilla corona a su primera Virgen del Carmen en el Santo Ángel con motivo del V Centenario teresiano

  La comunidad de Carmelitas Descalzos de Sevilla

El día 10 de octubre del Año Jubilar Teresiano 2015 pasará a la historia de la mariana ciudad de Sevilla por la Coronación Canónica Pontificia de la Venerada Imagen de la Virgen del Carmen, del Convento del Santo Ángel de los PP. Carmelitas Descalzos de Sevilla. Fundada esta casa por el propio San Juan de la Cruz en 1587, ha vivido uno de sus días históricos más emotivos y de mayor huella en los miles de fieles que cada día se acercan a esta casa de intenso culto religioso. Del mismo modo, una jornada gozosa en toda la ciudad hispalense que ha seguido con detalle cada uno de los actos preparatorios hasta el gran día de la Coronación.

100_1361
Accede a más imágenes en este enlace

Tenía que ser así. En Sevilla, en cuyo escudo lleva el título de Mariana, el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa tenía que concluir con este toque mariano que la define: la Coronación de la Virgen del Carmen. Aún no había ninguna imagen carmelitana coronada en la Diócesis, y tenía que ser la que el Sr. Arzobispo calificó en su homilía como “la Virgen del Carmen más bella de la Archidiócesis”. El paso de la Santa por estas tierras, y también del San Juan de la Cruz, fundando palomarcitos del Carmelo, que son morada de la que es Reina y Hermosura del Carmelo, se iba a celebrar en Sevilla de este modo, como homenaje a la devoción carmelitana tan extendida en la ciudad.

Durante todo un año se han preparado los fieles mediante la celebración de numerosos ciclos formativos, conferencias, exposiciones, peregrinaciones, etc. Un año aprendiendo de la mano de Santa Teresa por los caminos de la oración y de la caridad. Miles de fieles han ganado el jubileo en el templo sevillano de la calle Rioja, ya que esta iglesia cuenta con el servicio a los fieles en el confesionario de más tiempo en la ciudad día tras día.

Como broche de este año jubilar, toda la feligresía se ha preparado para la Coronación de la Virgen del Carmen. Una coronación distinta, sobria, original, de una Imagen que preside desde siglos el retablo mayor del templo carmelitano, que nunca había bajado de él, y que concentraba la devoción carmelitana de la ciudad hispalense. Se trata de la colosal imagen, mide 2´60 metros, que realizara Cristóbal Ramos hacia 1760. Y además, se iba a coronar en su casa, sin procesión hasta la Catedral, rodeada de los suyos, que es toda la ciudad. La cuenta atrás comenzó en octubre del 2014, a trabajar en la caridad y en la Imagen, había que restaurarla y los fieles decidirían sí querían hacerle una nueva corona. La respuesta fue que sí, ellos mismos se desprenderían del preciado metal, en piezas personales de grandes recuerdos, y en la cantidad que costase su elaboración. La caridad seguía su curso y ha superado todas las expectativas, caridad en tiempos de crisis y de ayuda a los COF.

Todo el año con Santa Teresa, y en septiembre intensidad mariana mediante conferencias y el Triduo Preparatorio. Las coronas, diseñadas por el P. Juan Dobado y D. Sergio Cornejo, han sido elaboradas con el oro de los fieles por el orfebre Juan Borrero, de Orfebrería Triana.

Los días se acercaban y se celebró el Triduo de Preparación, predicado el día 7 de octubre por D. Santiago Gómez, Obispo auxiliar de Sevilla, el día 8 por D. Ginés, Obispo de Guadix y el día 10, por el Cardenal Fray Carlos Amigo. Un templo repleto de fieles que vivían esta catequesis mariana con fervor y devoción.

Y llegó el día 10 de octubre. A las 19´00 horas comenzó el acto. Una hora antes los fieles empezaron a llegar. La capacidad de la Iglesia del Santo Ángel estuvo al máximo, más de 700 localidades, que junto a las más de 1.100 sillas ubicadas en la calle Rioja, sumaban la totalidad de 2000 invitaciones que se repartieron entre los fieles durante el mes de septiembre. El centro histórico se hizo templo para coronar a la primera Imagen de la Virgen de las collaciones históricas principales de Sevilla. Todas las instituciones civiles han acudido al acto, desde el Ayuntamiento hasta el Ateneo, Círculo Mercantil, Colegio de Abogados, Real Academia, Colegio de Procuradores, Consejo de Hermandades, etc. También numerosos hermanos mayores y representantes de hermandades sevillanas y de otros lugares de España, desde Madrid, Castilla o Canarias. La Imagen presidía el presbiterio adornado exquisitamente por D. Antonio Rivera, florista de Huelva, bajo el diseño general del P. Juan Dobado. De fondo el palio de la Estrella de Triana, montado por su priostía y sus jóvenes, en unión de los jóvenes del Carmen de esta casa. La parte musical a cargo de la Coral San Felipe Neri y la orquesta del Conservatorio, las piezas de la Misa de Coronación de Mozart. El canal sevillano Ondaluz cubrió la retransmisión, una gran pantalla de siete metros en la calle, más otras pequeñas dentro y fuera del templo. Los padrinos, los cuatro hermanos mayores de las hermandades que atienden los frailes descalzos: Carmen del Santo Ángel, Estrella, Montserrat y Gitanos. Ellos portaron la corona de la Madre. La del Niño, dos pequeños de la feligresía, Rafael y Marta.

El momento de la Coronación unió elegancia y fervor devocional. Cuando el Arzobispo de Sevilla D. Juan José Asenjo coronó al Niño Jesús en primer lugar, todos tenían el corazón en un puño, luego puso la Corona de Reina sobre la Madre del Carmen y sonaron piezas de Bach, los carrillones del templo, la espadaña conventual, una traca y desde la cúpula cayó una lluvia de pétalos de rosa que bañó la iglesia de color y fragancia. A esto se unieron los aplausos y vivas que se sucedieron durante seis minutos, por fin se coronaba en Sevilla la advocación del pueblo, la más universal, la de los mayores, la de los marineros, la de los difuntos, la de los niños que se imponen el Escapulario: Ella, la Reina del Carmen. Numerosos sacerdotes y religiosos de otras órdenes concelebraron en la Eucaristía.

Las puertas de la Iglesia estuvieron abiertas hasta pasadas las once de la noche, colas y colas de fieles querían verla de cerca. Expectación que se siguió en los días siguientes, en que estaría en Besa-Escapulario durante cinco días, miles de sevillanos y de fuera se acercaron el domingo y el día del Pilar, que se celebra como Fiesta en esta casa donde está el altar de la Reina de la Hispanidad. Se bailaron jotas aragonesas delante del Carmen Coronada. Días de alegría, de lágrimas de emoción, de devoción de siglos en el corazón de generaciones de sevillanos que la han mirado y se han acogido bajo su amparo. Y lo seguirán haciendo como hasta ahora, mirándola, y Ella a ellos, con sus ojos hermosos, repletos de misericordia.

Anuncios

2 thoughts on “Sevilla corona a su primera Virgen del Carmen en el Santo Ángel con motivo del V Centenario teresiano

  1. FELICITAR A SEVILLA POR ESTE GRAN HONOR QUE RECIBIERON POR LA CORONACION DE LA VIRGEN DEL CARMEN .Y ESPECIALMENTE A LAS HERMANITAS DEL MONASTERIO DE LAS CARMELITAS DESCALZAS (A LA HNA INMACULADA QUE ME INVITO AL CONCIERTO DE AYARRA , EXPERIENCIA INNOLVIDABLE .Y TAMBIEN UN ABRAZO A LA HERMANA ARGENTINA QUE ESTA ALLI EN EL MONASTERIO , PUES AQUI EN URUGUAY SOMOS HERMANOS CON LOS ARGENTINOS)GRACIAS VIAJAMOS POR SANTA TERESA Y ELLAS NOS PERMITIERON ENTRAR AL MONASTERIO Y COMPARTIR CON ELLAS ESA EXPERIENCIA MARAVILLOSA.
    QUE LA VIRGEN LAS PROTEJA Y LAS BENDIGA Y QUE VERDAD DECIA LA SANTA SOLO DIOS BASTA.DE MONTEVIDEO – URUGUAY . Myriam Mendizabal

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s