‘La autoridad literaria de Teresa de Jesús’

Un artículo sobre Teresa de Jesús escritora encabeza el último número de la Revista Ínsula (diciembre 2015). Se titula “La autoridad literaria de Teresa de Jesús”, y su autora es la filóloga Ana Garriga Espino, de la Universidad Autónoma de Madrid, que prepara su tesis doctoral sobre el epistolario de Teresa de Jesús. El artículo se puede leer íntegramente en la página de la revista. El número es una miscelánea de artículos, en el que hay varios dedicados al Quijote.Se puede ver el índice del contenido en este enlace.

La revista

26306_INSULA_828.inddFundada en 1946, Insula es en la actualidad la revista más difundida del hispanismo literario en el mundo. Sus contenidos son mayoritariamente monográficos dedicados a un autor, a una época, a temas y motivos de nuestra historia literaria, al análisis de las letras en lengua catalana, gallega y vasca, sin perder de vista las literaturas hispanoamericanas. Asimismo, en determinadas ocasiones su contenido es misceláneo estructurado en torno a dos grandes secciones “Crítica e Historia” y “Creación y Crítica” que ofrecen artículos-reseña sobre los principales estudios literarios así como reflexiones críticas detenidas sobre novela, poesía, teatro y ensayo de hoy. Este ejercicio conjunto de profesores, creadores y críticos de primera fila que revisan el conocimiento actual de un tema, un autor, un grupo, un movimiento y abren nuevas vías de aproximación, se completa con la publicación en primavera del Almanaque de Insula, conjunto de balances de nuestras literaturas por géneros y por lenguas que selecciona, describe y valora la producción literaria del año anterior. Este número especial se ha convertido en una herramienta imprescindible para entender lo que ocurre en las literaturas españolas como latinoamericanas. No en vano, sus colaboradores se escogen entre relevantes especialistas en sus materias respectivas.

La autoridad literaria de Teresa de Jesús

En los tiempos en los que Teresa de Jesús vivía en el Convento de la Encarnación de Ávila, antes de embarcarse en su proyecto de reforma de la orden carmelita en 1562, Castilla asistía, desde hacía tiempo, a un tumultuoso hervidero de cambios históricos y socioculturales, que terminarían por transformar las mentalidades colectivas del siglo XVI y que condicionarán, inevitablemente, la vida y la palabra de la fundadora carmelita. En el largo periodo que va desde 1492 –Edicto de Granada y autoridadllegada al Nuevo Mundo– hasta 1563 –año en el que se celebra la última sesión del Concilio de Trento–, Castilla vio cómo la momentánea apertura espiritual, iniciada en tiempos del Cardenal Cisneros, que había permitido la entrada de corrientes erasmistas, se truncaba a través de una exhaustiva política de rigidez espiritual: en 1525, se publicaba el Edicto de Toledo para frenar los grupos de alumbrados, y María Cazalla era condenada por el tribunal del Santo Oficio. Entre tanto, Juana de Austria asumía la regencia de la Corona durante la ausencia de Felipe II entre 1554 (fecha en la que se imprimían en Burgos, Amberes, Medina del Campo y Alcalá de Henares las cuatro ediciones conocidas del Lazarillo de Tormes) y 1559 (año en el que aparecía el Índice de Libros Prohibidos de Valdés, y se celebraba el Auto de Fe de Valladolid, en el que fueron ejecutados otros cuatro hermanos de la familia Cazalla y una joven Ana Enríquez de veintitrés años, futura colaboradora de Teresa de Jesús en sus fundaciones, era condenada a vestir el infame sambenito).

Son los años en los que la imprenta se populariza, los libros de espiritualidad en romance se prohíben, se ratifican los estatutos de limpieza de sangre, se mira con recelo cualquier amago de renovación espiritual, y en medio de este maremágnum, tiene lugar una prolífica hibridez de géneros literarios, que entre el diálogo, la autobiografía y la epístola, de un lado, y la confesión judicial y el memorial de servicios, de otro, terminará por dar lugar a la novela moderna. Estas fechas tan deliberadamente seleccionadas nos permiten trazar una cartografía para entender el mundo en el que se fraguaron la reforma religiosa, la mentalidad y la palabra de Teresa de Jesús. Será esta encrucijada de géneros, el lugar donde la escritora carmelita irá construyendo un espacio discursivo propio, desde el que, sin olvidar nunca su posición subordinada, intentará conquistar la autoridad textual y apostólica, que en tanto que mujer y contemplativa, le había sido permanentemente negada: todo fue para Teresa de Jesús, en la vida y en la literatura, obedecer desobedeciendo. (Martín Gaite, 1987: 49)

Lee o descarga el artículo completo en la Revista Ínsula

Anuncios

One thought on “‘La autoridad literaria de Teresa de Jesús’

  1. ¡EXCELENTES NOTAS; FELICITACIONES A LA SRA. ANA GARRIDO ESPINO POR SUS EXCELENTES PRODUCCIONES SIN DUDA FAVORECIDA POR LA INTERCESIÓN DE NUESTRA SANTA MADRE TERESA DE JESÚS! Desde Argentina: abuela Mela Cruz-Carmelita Seglar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s