Santa Teresa a los pies de Jesús

Fuente de la imagen: blog http://elhurgador.blogspot.com.es

María José Pérez, ocd

Santa Teresa de Jesús, obra de Adolfo Lozano Sidro

Era [una imagen] de Cristo muy llagado y tan devota que, en mirándola, toda me turbó de verle tal, porque representaba bien lo que pasó por nosotros. Fue tanto lo que sentí de lo mal que había agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía, y arrojéme cabe Él con grandísimo derramamiento de lágrimas, suplicándole me fortaleciese ya de una vez para no ofenderle.

Teresa de Jesús, Libro de la Vida, 9,1

La imagen que encabeza este artículo no se corresponde exactamente con la escena narrada por la santa de Ávila en su Libro de la Vida, pues ella ubica en un oratorio ese momento central de su conversión religiosa. Lozano Sidro, en cambio, ha buscado otro tipo de estancia, o tenía en mente otro de los momentos en que Teresa se abrazó a la Cruz de Cristo a lo largo de su vida. Con todo, nos sirve para contextualizar la experiencia espiritual de la santa y la importancia que en su trayectoria vital tuvieron las imágenes religiosas.

El pintor Adolfo Lozano Sidro nació en Priego de Córdoba en 1872, y falleció en esa misma ciudad en 1935, aunque casi toda su vida transcurrió en Madrid. Estudió pintura en Málaga con José Moreno Carbonero y en Madrid con Joaquín Sorolla. Su trabajo más popular fue el de ilustrador para revistas y periódicos de la época, especialmente para «Blanco y Negro» y ABC, para los que realizó casi 700 ilustraciones. En muchas de ellas, reflejó magistralmente las escenas y tipos de la alta sociedad madrileña (con asomos de crítica social) y de la vida rural de su tierra andaluza.

Nos interesa destacar que en 1897 obtiene Mención de honor en la Exposición Nacional de Bellas Artes con un cuadro al óleo dedicado a Teresa de Jesús. Al año siguiente, la obra participó en la XXIII Exposición de la Escuela Nacional de Bellas Artes de México (1898-1899) donde fue adquirida y donde permanece. El comprador fue Francisco Fernández del Valle, y el precio 2.500 pts., según figura en la “Relación de obras de artistas españoles vendidas en la exposición de 1898”, documento nº 8740 del Archivo de la Academia¹.

El cuadro lo hemos visto titulado de distintos modos. La reseña crítica de la Exposición de 1897 publicada por el Centro Editorial Artístico de Madrid lo titula “Santa Teresa de Jesús”, y dos publicaciones humorísticas² sobre la exposición le colocan el título de “Extasis”. La prensa mexicana lo nombra simplemente como “Santa Teresa”. En la actualidad, es posible también encontrarlo mencionado, más descriptivamente, como “Santa Teresa a los pies de Jesús”.

A continuación, ofrecemos diversas descripciones y valoraciones de la obra a las que hemos podido acceder.

La primera referencia la encontramos en una obra titulada La Exposición Nacional de Bellas Artes, 1897: reproducción autotípica de las obras más notables: reseña crítica. Centro Editorial Artístico, 1898, de Francisco Alcántara. Con un lenguaje ampuloso y grandilocuente, la describe así:

«Arrodillada a los pies del crucifijo, como extática en la contemplación de los dolores que produjeron al Salvador los clavos que atravesaron sus pies; Santa Teresa aparece en el cuadro de Lozano Sidro, reproducido en el grabado de la página 136, tan vehemente y tierna en su amor a Dios, como nos la retratan sus admirables escritos, compendio y cifra de aquella insaciable pasión por lo divino del alma española en el luminoso siglo de nuestras glorias militares, religiosas, políticas y literarias» (p. 134).

La prensa mexicana se hizo eco de la participación de pintores españoles en la XXIII Exposición de la Escuela Nacional de Bellas Artes (1898-99) y estos son algunos de los párrafos dedicados a la obra de Lozano Sidro, localizados gracias a la Hemeroteca Digital Mexicana:

  • Diario El Tiempo, 17 enero 1899, “Los cuadros de artistas españoles”, por Natal Pesado.

«Adolfo Lozano. Sta. Teresa. La santa en éxtasis al pie de un crucifijo. Figura noble, bien dibujado, buena tonalidad, justo en valores, pintado con soltura y miga de color. Es un cuadro que resalta».

  • Diario El Tiempo, 26 enero 1899, “CRITICA DE ARTE. La Sección española de la XXIII Exposición de Bellas Artes”, por Manuel G. Revilla.

«Desde el punto de la ejecución, poco habrá más digno da atraer en la Sección que examinamos, como la Santa Teresa y la Nube de Verano, debidas a Adolfo Lozano y a Nicolás Alperiz.

La facilidad y soltura en el manejo del pincel en una y otra son grandes, aunque no sea solo esa la cualidad que a dichas obras avalore, pues se hacen notables además, por el ambiente que rodea a las figuras y la verdad de los accesorios. […]  La Santa Teresa aunque tiene religiosidad, no es precisamente un cuadro devoto, sino de carácter histórico que vale tanto como aquello en tratándose de arte. Su fisonomía tiene algo de belleza amanerada, pero los paños son inmejorables».

  • El Arte y la Ciencia: revista mensual de bellas artes e ingeniería, 1899-04-01, p. 55. “Pintura y escultura. La Exposición de pintura y escultura, en la Escuela de Bellas Artes III”

«…La “Santa Teresa”, título que lleva el cuadro del Sr. Adolfo Lozano, está ejecutado con valentía y sentimiento: el rostro de la Santa tiene toda unción que el asunto requiere; y por su actitud y factura, recuerda a la virgen de Paul de la Roche. Es de sentir que el Sr. Lozano no se haya esmerado algo más en el tratamiento del ropaje de la Santa, el que parece macizo; y más que tela semeja un hábito de metal».

Sirvan estos breves apuntes como merecido homenaje a una obra muy poco conocida, a pesar de ser de las más representativas de la primera época del pintor. Ojalá alguna vez pudiera pasar a formar parte de la magnífica colección pictórica que alberga el museo del artista en su pueblo natal, que es también el mío, Priego de Córdoba.


¹PÉREZ VEJO, Tomás, “¿El reencuentro del 98? Pintores españoles en la XXIII Exposición de la Escuela Nacional de Bellas Artes de México de 1898-1899”, en Actas del Simposio Internacional De Ida y Vuelta. América y España: los caminos de la cultura, Universidad de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela (España), 2007, pp. 89-102.

²Así la llaman tanto la Revista cómica de la Exposición de Bellas Artes Madrid 1897. 1/5–30/6/1897, p. 1 como el Catalogo Satírico de la exposición escrito por el Sastre del Campillo.

El museo Lozano Sidro en Priego de Córdoba

 

Anuncios

One thought on “Santa Teresa a los pies de Jesús

  1. Gracias, M. José, por este nuevo detalle para conocer la imaginería teresiana. Si entras en la página del Museo teresiano de Ávila, está la reproducción del grupo escultórico de Gregorio Fernández, es reproducción, pero a lo mejor es de interés, pues seguro que es propaganda para ellos, si aúnn están allá­ trabajando, que el escultor que remató la reproducción hiciera algún comentario. Puedes saber el nombre de los talleres y quien es el escultor que remató la obra si llamas al Museo y preguntas por Julio, el guardó todo lo referente a ello. Como sabes ahora sale en procesión el sábado antes del segundo domingo de Cuaresma, se hacen unas reflexiones teresianas, y va cobrando auge, este año ya ha ido gente de Madrid y vino motivada por la fuerza de las dos imágenes. Gracias. Francisco

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s