Noche de Reyes


«Si no conocemos que recibimos, no despertamos a amar.
Y es cosa muy cierta que mientras más vemos estamos ricos,
sobre conocer somos pobres, más aprovechamiento nos viene
y aun más verdadera humildad.
Lo demás es acobardar el ánimo
a parecer que no es capaz de grandes bienes,
si en comenzando el Señor a dárselos
comienza él a atemorizarse
con miedo de vanagloria».

Libro de la Vida 10, 4


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.