Carmelitas, parientes de Teresa de Jesús

A propósito del ambiente converso en la primitiva descalcez, el profesor Francisco Márquez Villanueva hacía referencia, en su trabajo “Santa Teresa y el linaje”¹, a la abundancia de familiares de la Madre Teresa de Jesús que poblaron los carmelos reformados desde el primer momento. Hemos querido recoger aquí, a modo de elenco, algunas de las carmelitas parientes de la Santa (la mayoría, descalzas, algunas, no) de los primeros tiempos de la Reforma. Para la información sobre estas religiosas, nos hemos servido, fundamentalmente, del Diccionario de Santa Teresa editado en Monte Carmelo por el P. Tomás Álvarez.

Primas hermanas

Hijas de Francisco Álvarez de Cepeda (hermano del padre de Teresa) y de María de Ahumada (prima de su madre)

  • Inés de Jesús (Tapia), ocd. Nació en Ávila, y a los 15 años ingresó en la Encarnación, donde convivió estrechamente con la Santa en su misma celda. Estuvo presente, con su hermana Ana, en la fundación de San José de Ávila. Más tarde (1567), ambas hermanas acompañaron a la Santa en la fundación de Medina del Campo, donde Inés quedó de priora. Más tarde, Inés acompañó de nuevo a la Madre en abril de 1571 para resolver problemas de esta comunidad. El Provincial las hizo volver a Alba, y nombró priora en su lugar a Teresa de Quesada, traída de la Encarnación de Ávila. Más tarde, ese mismo año, asumirá el priorato de Medina hasta 1580. Participa en la fundación de Palencia, en diciembre de 1580, donde quedará como priora por varios años. Más tarde regresa a Medina del Campo, donde fallece siendo de nuevo priora el 22 de abril de 1601.
  • Ana de la Encarnación (Tapia), ocd. Nacida en Ávila hacia 1536. Ingresó muy joven en la Encarnación. Compartían su hermana Inés y ella la celda de la Santa. Estuvo en la inauguración del monasterio de San José, aunque ingresaría más tarde en las descalzas. En 1567, con su hermana, participa en fundación del carmelo de Medina, del que llegaría a ser priora. En 1570 pasó a Salamanca, donde fue también priora por dos trienios (1570-1577). Y nuevamente a partir de 1589. Murió en Salamanca el 22.4.1601, el mismo día en que fallecía en Medina su hermana Inés. Ana depuso en el proceso de canonización de Teresa (Salamanca, 3.1.1592: BMC 18, 19-25). Nos ha trasmitido cinco cartas de las muchas que le escribió la Madre Teresa.

Sobrinas carnales

 Hija de Lorenzo de Cepeda (hermano de Teresa) y de Juana de Fuentes

  • Teresita de Jesús (Ahumada), ocd. Nació en Quito el 25 de octubre de 1566. Con nueve años, llegó a Sevilla con su padre y hermanos, y allí conoció a su tía, la Madre Teresa, que se encontraba entonces en el proceso de establecer el Carmelo hispalense. Fue admitida con diez años en el convento, tras una consulta a diversos canonistas, y gozó del cariño de las hermanas de Sevilla. Con su padre, se marchó a Ávila, y allí entraría en el convento de San José, aunque, por razones de edad, no comenzaría el noviciado hasta 1581. Acompaña a la Santa en la fundación de Burgos, y estará presente en su lecho de muerte, en Alba de Tormes. El 5 de noviembre de 1582 profesará en San José de Ávila, donde permanecería hasta su muerte, en 10 de septiembre de 1610, a los 44 años. Aunque, en ocasiones, aparece mencionada como Teresita de Cepeda, su padre dispuso en su testamento que llevase el apellido de su tía, Ahumada.

Hija de Juana de Ahumada (hermana de Teresa) y de Juan de Ovalle

  • Beatriz de Jesús (Ovalle), ocd. Nació en Alba de Tormes (Salamanca), el 26 de octubre de 1560 y falleció en Madrid, el 1 de enero de 1639. Es la menor de los cinco hijos del matrimonio Ovalle-Ahumada. De jovencita, su tía le proponía que se hiciera monja, pero ella no parecía tener vocación. Cuenta en su declaración de los procesos de beatificación que, a veces, cuando iba con su tía, sentía vergüenza: “se afrentaba de ir con ella, por verla tan remedada y la Madre se reía mucho de ver cómo esta testigo se afrentaba de ir con ella” (BMC 18, 117). Teresa se empeñó en sacarla de Alba cuando corrieron calumnias sobre la joven, por un caballero casado que visitaba mucho su casa. Dos años después de muerta la Santa, entraría en el Carmelo de Alba en 1584. Se hizo constar en acta que se la recibía sin dote “por ser sobrina de la Madre Fundadora”. Profesó el 10 de noviembre de 1585. En 1595 pasó a la fundación de Ocaña, donde sería elegida priora en 1600. Años después, en 1607 fue elegida priora del Convento de Toledo; otra vez, en Ocaña en 1610 y a continuación priora en las descalzas del Convento de Santa Ana de Madrid en 1615 y más tarde, de nuevo en 1626 y en 1632.

Sobrinas segundas

Hijas de Francisco de Cepeda (primo hermano de Teresa) y de María de Ocampo

  • Beatriz de Jesús (Cepeda y Ocampo), ocd. Ella y sus hermanas, Isabel de San Pablo y María de Cepeda, fueron monjas en la Encarnación de Ávila, donde ella profesó en 1560. En su declaración de los procesos de beatificación afirma que estaba presente en la Encarnación cuando a su tía la mandaron por priora en el trienio 1571-1574 (BMC 18, 177).  En 1574 pasó a las Descalzas de San José de Avila. En 1575 ya estaba en Malagón. Cuando la priora de este convento, Brianda de San José, enferma, Teresa la escoge como “presidente” de la comunidad, aunque le disgustó su poca franqueza, y así escribe: “De quien más enojada he estado es de Beatriz de Jesús” (Carta a María de San José, finales de diciembre 1579). En 1580 viajó junto a la Madre a la fundación de Villanueva de la Jara. En 1581/82 fue destinada a la fundación de Granada, con Juan de la Cruz. En 1586, formó parte del grupo fundador del Carmelo en Madrid, y en 1595, participó en la fundación de Ocaña, en Toledo.
  • Isabel de San Pablo (de la Peña)², ocd. Como sus hermanas Beatriz y María, ingresó en la Encarnación y después, pasaría a San José de Ávila, donde se la nombra la primera en el Libro de Profesiones y elecciones de ese monasterio. En 1569, va con la Teresa a la fundación de Toledo. Más adelante, será supriora en Pastrana (junio de 1569). Regresará a Ávila, para ir, junto a Teresa y Juan de la Cruz, a la fundación de Segovia (1574). Nuevamente en Ávila, enferma a finales de 1581 y fallecerá en febrero del año siguiente, con 35 años. La relación que tiene con la santa es de mucha cercanía. Teresa hace referencia a los cuidados que le dispensaba. Así, en carta a Luis de Cepeda, escribe: «es tanta la tentación que la hermana Isabel de San Pablo tiene en quererme, que es muy mayor para ella. Harto consuelo me es estar en su compañía, que me parece de ángel» (marzo, 1578). En bastantes ocasiones, Isabel actuó como secretaria suya.
  • María de Cepeda, (OCarm). María fue monja en la Encarnación de Ávila. Juntamente con sus dos hermanas intentó agregarse a la familia teresiana, pero hubo de regresar al monasterio de la Encarnación por falta de salud. Uno de sus hermanos, Luis de Cepeda, la ayuda económicamente. La propia Santa la asiste durante su trienio prioral (1571-1574). María llegó a quedar paralítica durante los veinte últimos años de su vida. Murió en 1614. Nos queda una carta de la Santa a ella (del 24 octubre 1575).

Hijas de Diego de Cepeda (primo hermano de Teresa) y de Beatriz de la Cruz y Ocampo

  • Leonor de Cepeda, Ocarm. Hermana de María Bautista. Ingresó en la Encarnación de Ávila, donde formó parte del grupo de jóvenes asiduas a la Santa, y de donde pasó al Carmelo de San José, pero sus enfermedades la obligaron a regresar al anterior monasterio, donde se agravó su enfermedad mental. Murió en la Encarnación (junio de 1572), siendo priora la Santa. En el proceso de beatificación de esta, refiere María Bautista, hermana de Leonor: “particularmente [sabe que vio subir al cielo el alma] de una religiosa que ella había criado desde niña, que se llamaba Leonor de Cepeda, la cual acabando de morir, me escribió la dicha Madre, hablando de ella, estas palabras: “el día antes entendí su dichoso fin, y creo que no entró en purgatorio” (BMC 19, 45).
  • María Bautista (Ocampo), ocd (1543-1603). Es hermana de Leonor de Cepeda, carmelita en la Encarnación. Es una de las carmelitas predilectas de la Fundadora, que dice de ella: “De las de mejor entendimiento y talentos” (F 1,3). Nació en Toledo en 1543. Al morir pronto su madre, su padre contrajo matrimonio nuevamente, y marchó a vivir a Osuna., y ella educada por unos tíos en Puebla de Montalbán (Toledo). A los 18 años, aun siendo muy enemiga de hacerse monja, Teresa obtiene de su padre que vaya a la Encarnación (hacia 1561). Allí, es una de las que participan en la velada sobre el proyecto de fundación de un nuevo monasterio y ofrece mil ducados de su dote. Ingresa en San José de Ávila (6.5.1563), donde profesa el 21 de octubre de 1564. Acompaña a la Santa en el viaje a Medina del Campo (agosto de 1567), y en 1568 pasa al Carmelo de Valladolid, donde es supriora y posteriormente priora (1571), cargo que desempeñara durante dieciséis años. El último encuentro con la Madre Teresa será muy amargo, pues María Bautista se había dejado contagiar por el ambiente enrarecido en la familia, a causa del testamento de Lorenzo. Teresa fue —según testimonio de Ana de San Bartolomé— prácticamente expulsada del Carmelo vallisoletano por parte de su sobrina. María Bautista falleció en Valladolid el 10 de agosto de 1603. Nos han llegado 17 cartas de la Santa dirigidas a ella.

Hija de Alonso Álvarez Dávila (primo de Teresa) y de Mencía de Salazar

  • María de San Jerónimo (Dávila), ocd.  Declarando en los procesos de beatificación, afirma: “es deuda de la madre Teresa de Jesús, porque ella y su padre de esta testigo se trataban por primos” (BMC 18, 158). Nació en Ávila el año 1541. Perdió pronto a sus padres. Ingresó en el Monasterio de San José el 30 de septiembre de 1563, día de san Jerónimo, por lo que tomó el nombre de este santo. Profesó el 22 de abril de 1565. A la muerte de Teresa en Alba, María le sucede en el priorato de San José de Ávila, elegida en noviembre de 1582 y reelegida en 1585. En 1591 va de priora al Carmelo de Santa Ana de Madrid y, al concluir el trienio, regresa de priora a San José de Ávila en septiembre de 1594. Sin embargo, al año siguiente irá de fundadora y priora al Carmelo de Ocaña, de donde, terminado el trienio, regresa a Ávila y es nuevamente elegida priora de San José en 1598. Falleció en abril de 1602.

¹MÁRQUEZ VILLANUEVA, Francisco, “Santa Teresa y el linaje” en Espiritualidad y literatura en el siglo XVI, (Madrid-Barcelona: Alfaguara, 1968), 171 ss.

²Sobre la variación de apellidos en miembros de la misma familia, véase nuestro artículo “Los nombres de santa Teresa” en este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.