Ana de la Trinidad: “Dolor humano, pasión divina”

Acaba de ver la luz una edición de las obras de la carmelita descalza Ana de la Trinidad. El volumen lleva por título Dolor humano, pasión divina, y lo ha publicado “Los aciertos ediciones” , y toda la información está disponible en la web de Pepitas de calabaza Ediciones.

Ayer 23 de julio, con motivo del Día del Libro (trasladado a esa fecha por la pandemia del Covid 19), tuvo lugar en el Museo Würth, la presentación de este poemario.

Apenas conocido, este libro es un sorprendente hallazgo: la poesía completa de una de las primeras escritoras en lengua castellana, editada, introducida y anotada por Jesús Fernando Cáseda Teresa.

Ana de la Trinidad —Ana Ramírez de Arellano— (Alcanadre, 1577 – Calahorra, 1613) es una gran desconocida de las letras españolas, pese a tratarse de una de nuestras más notables escritoras. Hija de una de las familias más influyentes de su época —una de las varias ramas de los Ramírez de Arellano—, su padre fue el señor de Alcanadre, Ausejo y Murillo de Río Leza y su tío, señor de los Cameros. Mujer de grandes inquietudes religiosas, de buena formación y muy aficionada a la lectura, adquirió de manera autodidacta importantes conocimientos de música, latinidad y aritmética.
A principios del siglo xvii ingresó en el convento recién creado por la orden carmelita en Calahorra, bajo la dirección de la escritora y priora Cecilia del Nacimiento, quien la orientó y le enseñó las formas poéticas de la literatura mística.
Ana murió a la temprana edad de treinta y seis años, habiendo previsto ella misma el día de su muerte.

Dolor humano, pasión divina contiene un sorprendente hallazgo: la poesía mística completa de una de las
primeras y más destacadas escritoras en lengua castellana: Ana Ramírez de Arellano / Ana de la Trinidad, monja carmelita de origen riojano muy influida por la lectura de las obras de fray Luis de León, santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz.
Atribuida la autoría de sus diecinueve sonetos a su «maestra» y abadesa Cecilia del Nacimiento, su poesía pasó inadvertida durante años, siendo únicamente conocida en círculos religiosos muy restringidos, a pesar de tratarse de composiciones riquísimas tanto en sus aspectos formales como en su contenido místico, además de un inmejorable ejemplo de la literatura de su tiempo.
Este libro que ahora presentamos tiene dos almas: por un lado, los diecinueve sonetos de sor Ana; y por otro, el más detallado estudio realizado hasta la fecha sobre su obra y su figura, escrito por Jesús Fernando Cáseda Teresa.

Accede a las primeras páginas de la obra en este enlace.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .