María de San José, en la historia de la tolerancia

La editorial Cátedra ha publicado recientemente un volumen de autoría colectiva, titulado Historia de la tolerancia en España, editado por Ricardo García Cárcel (Universidad Autónoma de Barcelona) y Eliseo Serrano (Universidad de Zaragoza).

La obra presenta distintos aspectos históricos de ese polisémico concepto que es la tolerancia. A pesar de los numerosos casos de intolerancia que se hallan en nuestra historia reciente, los autores han querido resaltar los evidentes signos de tolerancia que también se han dado, y que pueden descubrirse a lo largo de los siglos en nuestro país.

Traemos aquí este libro porque, junto a personajes como Erasmo o Vives, Jovellanos o Saavedra Fajardo, encontramos la figura de una carmelita descalza de la primera hora: la culta e inteligente María de San José (Salazar).

Ángela Atienza López, catedrática de Historia Moderna de la Universidad de La Rioja, nos ofrece un amplio capítulo, que podemos encontrar en las páginas 223 – 244 del libro, con este sugestivo título: «Una voz femenina en la historia de la tolerancia: María de San José-Salazar. El sabio gobierno de la diversidad».

Para su trabajo, la profesora A. Atienza se basa en un opúsculo de la que fuera priora de Sevilla y más tarde de Lisboa, titulado Consejos que da una priora a otra que ella había criado, escrito aproximadamente entre 1590 y 1592. Y lo hace poniendo el acento en el valor de tolerancia que subyace en esas páginas. Una tolerancia que se podría conectar con lo que la pedagogía de nuestro tiempo ha denominado “atención a la diversidad”. No en vano, María de San José fue una de las más aventajadas discípulas de la Madre Teresa de Jesús, que aconsejaba a una priora: «Esté advertida que no las ha de llevar a todas por un rasero» (Carta a la M. Ana de San Alberto, Toledo, 2 julio 1577). Ambas están muy en la línea del papa Francisco, quien propugna que no se anule la riqueza que supone la variedad y la diferencia en el seno de la comunidad, sino que se sepa armonizar esa multiplicidad, advirtiendo de los peligros que suponen la uniformidad o la homologación.

Además, como pone de relieve Ángela Atienza, María de San José no se limita a orientar el gobierno de una priora concreta, a la que dirige la obra (Jerónima de la Madre de Dios), sino que, en diversos momentos, se dirige a las “prioras”, incluso, se atreve a aconsejar también a los “prelados”.

La paciencia, la comprensión, la disculpa, la proporcionalidad en la corrección, la cercanía al sufrimiento, el adelantarse a las necesidades de las súbditas, la no multiplicación de normas… son algunas de las pautas que ella propone a las prioras, haciéndoles ver que su cargo no es un privilegio que les otorga superioridad sobre las otras monjas, o que les permite imponer sus criterios, sino un servicio que exige de ellas asemejarse al Buen Pastor que la vida por sus ovejas.

Al final, también incluye un apartado sobre el delicado tema los confesores, pieza clave en la vida conventual, donde podemos valorar el espíritu crítico de esta carmelita descalza. María de San José, junto con Ana de Jesús y otras prioras exigirán siempre la libertad para elegir confesores que la santa Madre Teresa les había otorgado en sus Constituciones, y que pronto les sería arrebatado por el Gobierno de los frailes.

Esta obrita de María de San José está magistralmente expuesta por Ángela Atienza, quien pone de relieve, además, cómo su autora la escribe al hilo de la propia experiencia vital. Ello le llevará a abogar por un estilo de gobierno diametralmente opuesto al trato injusto y maltratador que ella sufrió por parte de los superiores masculinos, con Doria a la cabeza, y que acabaría por costarle incluso la vida.

Por último, mencionamos algo que es puesto de relieve por la profesora Atienza y que nos parece de suma importancia. Es  ese «no callaré» de María de San José, su voluntad de denuncia de los atropellos sufridos, tal como podemos leerlos en Ramillete de mirra.  Pone así las bases de la justicia sobre el conocimiento de una injusticia patente, no sobre el olvido o la ignorancia del mal. A la vez, su afán de vencer el mal a fuerza de bien, de sembrar tolerancia donde ha habido intolerancia nos permite conocer la altura moral de esta mujer.

El próximo 26 de mayo, se celebrará el XIII Seminario ToleranciaS, que estará dedicado a las “Formas de tolerancia”, al hilo, precisamente, de la presentación del libro Historia de la tolerancia en España.

PROGRAMA: 

  • 17h. Presentación: Dra. Rosa Mª Alabrús Iglesias (Universitat Abat Oliba CEU)
  • 17.10-17.40h. Dr. Bernard Vincent (École des Hautes Études en Sciences Sociales, Paris)
  • 17.40-18h. Dres. Eliseo Serrano (Universidad de Zaragoza) y Ricardo García Cárcel (Universidad Autónoma de Barcelona) 18-18.30h. Debate. El encuentro será online.

Más información en este enlace.

Accede aquí al Índice del libro

 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.